En la industria de pagos, la pandemia dejó cambios en la adopción de pagos electrónicos lo que tenía varios años en materializándose. Todo ello ha generado oportunidades para empresas de servicios de pagos e instituciones bancarias los cuales han podido  saltar y continuar de manera acelerada su innovación en cuanto a métodos de pagos digitales

En el caso de América Latina, de 2019 a 2024 los ingresos por pagos podrían crecer hasta un 4,9% anualmente, una tasa que es sólo superada por la región de Asia Pacífico. 

La innovación en el comercio electrónico y los esfuerzos para promover mayor inclusión financiera son los principales impulsores de este crecimiento, concepto que tenemos una década escuchando sin mayor evolución, siendo una verdadera opción los canales digitales para este segmento no bancarizado.

Las billeteras digitales y app financieras se están convirtiendo en una fuerza considerable en todo el continente y los líderes en la industria de pagos deben estar atentos a las oportunidades que puedan surgir en el mercado, así como realizar movimientos audaces que les sirvan para asegurar la continuidad y prosperidad de su negocio a largo plazo. 

Fuente: Newtech Solutions Group