Una de las principales tendencias que ha traído consigo la pandemia del coronavirus es un fuerte impulso a los procesos de digitalización, lo que a su vez aumenta la exposición a los ciberataques. Personas, empresas e instituciones tienen cada vez más riesgos ante la aparición de diferentes modalidades de estafa, mientras crecen las dudas de cómo afrontarlas.

En la actualidad, uno de los riesgos latentes es el llamado Ransomware, un tipo de programa malicioso (de los denominados malware) desarrollado para bloquear el acceso al equipo y a los archivos que contiene para, posteriormente, pedir un rescate a cambio de recuperarlos.

En el caso del Ransomware, existen diferentes variantes: desde las menos agresivas, que solo impiden el funcionamiento normal del equipo, hasta las más peligrosas, que cifran todos los archivos del dispositivo (ordenador o teléfono móvil) e impiden que estos se puedan abrir. En la mayoría de los casos la única solución es restaurar los archivos a través de una copia de seguridad.

El correo electrónico es el modo más común que tienen los ciberdelincuentes para infectar un dispositivo. Estos seleccionan una organización y la suplantan utilizando un mensaje alarmante o muy atractivo, que suele venir acompañado de un fichero adjunto o un enlace para descargarlo (a esta modalidad se le conoce como phishing). En este caso, los especialistas de ciberseguridad recomiendan borrarlo, ya que estos ficheros no son el malware, sino que son el programa que lo descarga. Por este motivo, los antivirus tienen problemas para detectarlos.

El WhatsApp y los mensajes SMS/MMS también son sensibles a este tipo de ataques. No hay que fiarse de los mensajes que lleven un enlace de cuya procedencia no se tenga absoluta certeza. En el caso de las redes sociales, los ciberdelincuentes suelen crear perfiles falsos, y se valen de aplicaciones que prometen ofertas a precios increíbles o funcionalidades de manera gratuita, pero detrás de esta información puede estar el malware.

¿Qué hacer para prevenir un virus ransomware?

La principal recomendación es descargar siempre las aplicaciones de los sitios oficiales (fuente oficial o las páginas de los fabricantes), para evitar instalar un archivo que infecte el ordenador o el dispositivo móvil con ransomware u otro tipo de software malicioso. Además, es clave tener el software actualizado con su última versión.

Fuente: Newtech Solutions Group

Share This